Reproducción de las suculentas

reproducción de las suculentas

Por ejemplo, la reproducción de las suculentas es muy útil para tener más de un ejemplar de esa suculenta que tanto te gusta o para salvar una suculenta que esté muriendo.

Si ya amas las suculentas por su belleza y fácil cuidado, súmale a eso que estas plantas son realmente muy fáciles de reproducir.

Aquí te contaremos los detalles sobre como hacerlo de forma correcta para que tengas éxito al reproducir tus suculentas. Básicamente, debes obtener una hoja, un retoño o un esqueje y luego seguir un pequeño proceso.

Importante: entre las especies de suculentas hay las que solo se pueden reproducir por un método o por otro, así que primero échale un vistazo a tu especie.

Reproducción por hojas

Cuando se trata de propagar o reproducir suculentas, la forma más popular y fácil es mediante el uso de una de sus hojas. Así que por eso comenzaremos con este método.

El primer paso será obtener la hoja y aunque pueda ser una tarea sencilla, debes hacerlo con mucho cuidado. Ya que de hacerse mal la hoja morirá sin producir una nueva planta.

Elige una hoja de buen tamaño y en lo posible que sea de la parte baja de la planta (más por no dañar la estética de la planta que por otra cosa).

Luego comienza a girarla levemente de lado a lado. Notarás que poco a poco permitirá girarse más y llegará el momento en que la hoja se desprenderá del tallo.

Lo más importante es que la hoja salga completa y se rompa justo en la union con el tallo. Si se rompe antes, habrá un 99% de probabilidades de que no aparezca una nueva planta de ella.

Reproducción por retoños

Muchas veces las suculentas generan retoños que pueden ser aprovechados para reproducir la planta. Estos son «mini plantas» que crecen en el tallo de la suculenta.

Son fácilmente reconocibles y cuando tienen un tamaño de al menos 1.5 centímetros puedes cortarlos. Para ello debes utilizar unas tijeras o un cuchillo esterilizado.

Intenta hacer un corte limpio y, como en el caso de las hojas, lo más al ras del tallo posible.

Reproducción por esquejes

Algunas especies de suculentas generan ramas bien definidas y cortando una de ellas puedes utilizarla para reproducir tu planta. Pero ten en cuenta que existen 4 tipos de esquejes.

  1. Brotes: generalmente son ramas jóvenes que aparecen durante el verano y que tienen un rápido crecimiento.
  2. Ramas tiernas: se cortan un poco más tarde del verano cuando ya tienen un mayor tamaño.
  3. Ramas semi-lignificadas: son ramas con un mayor grosor y tamaño.
  4. Ramas lignificadas: es una rama bien formada y leñosa.

De manera general, el más efectivo o el que tiene una taza de éxito mayor, es por medio de brotes. Esto debido a que la planta está en su periodo de crecimiento.

Si tu suculenta no tiene ramas bien definidas, basta con cortar la punta de tu suculenta con una buena cantidad de hojas. En ambos casaos, nuevamente utiliza unas tijeras o un cuchillo esterilizado para hacer el corte.

Proceso de reproducción

Una vez tengas una hoja, retoño o esqueje estás listo para comenzar con el proceso de reproducción. Solo debes seguir tres sencillos pasos.

Dejar secar

Es importante dejar secar un par de días la hoja, retoño o esqueje. Esto se hace para que al momento de regarlas no absorban demasiada agua. Esto puede hacer que tomen un color naranja o marrón y mueran.

Dependiendo del clima en el que te encuentres puede variar el tiempo de secado. Pero cuando comiences a ver pequeñas señales de que se está marchitando, es el momento perfecto.

Llevarlas al sustrato

Lo primero es tener el sustrato para suculentas adecuado y aquí hay dos formas de plantarlas, dependiendo del método estés utilizando.

Si utilizas una hoja, solo debes colocarla sobre el sustrato, evitando que la punta que estaba pegada al tallo lo toque.

Si es un retoño o un esqueje sí debes enterrarlo, pero evita que las hojas queden muy cerca al sustrato ya que pueden comenzar a generar raíces.

Comienza el riego

Cuando se trata de regar las hojas, te recomendamos hacerlo con un spray humedeciendo muy bien toda la superficie del sustrato y las hojas.

En el caso de los esquejes y retoños puedes regar la suculenta normalmente. Eso sí, en ambos casos debes seguir las recomendaciones del riego de las suculentas.

Resultados

Es sumamente importante, en el caso de las hojas, que una vez comience a crecer la nueva planta si entierres las pequeñas raíces. De lo contrario se secará la nueva planta y morirá.

Verás resultados de 2 a 3 semanas, pero no en todos los casos. Porque las hojas no siempre logran crear una nueva planta. Y esto es totalmente normal así que no te preocupes.

Por eso una recomendación es no intentar re producir una sola hoja, sino que lo intentes con 3 a 5 hojas al tiempo.

El tiempo de crecimiento para que alcance un buen tamaño dependerá primero en gran medida a la especie, algunas son de muy lento crecimiento. También por la época del año en que las reproduzcas y el clima en el que estén.

Por último, la hoja madre no le tienes que hacer nada. Esta simplemente se irá secando a medida que la nueva planta va creciendo.

Problemas y soluciones

Existen tres problemas comunes al intentar reproducir las suculentas y te vamos a explicar qué puedes hacer en cada uno de ellos.

Solo raíces

Es posible que cuando comiences a ver las primeras señales de crecimiento solo veas raíces y esto siga siempre así. En ningún momento veas crecer una «mini planta».

En este caso debes arrancar la mitad de las raíces y seguir cuidando de la hoja como has venido haciéndolo. Pero si en 2 o 3 semanas no aparece esta «mini planta» jamás lo hará.

No te preocupes por ello, es algo normal. Simplemente algunas hojas no logran generar nuevas plantas.

Hojas podridas

Es posible que algunas se pudran tornándose de color amarillo, transparente o negras. Esto se debe a un exceso de riego o no haber dejado secar bien la hoja.

En este caso solo debes disminuir la frecuencia de riego y solo regar cuando el sustrato esté bien seco. También debes revisar la planta madre, por si ella también muestra señales de exceso de riego.

Hojas secas

Como ya te dijimos, no todas las hojas generan nuevas plantas. En este caso la hoja simplemente se secará sin generar ninguna señal de nueva vida.

También es posible que tu suculenta no sea muy amigable con la reproducción por hojas, así que la próxima vez inténtalo con un esqueje o un retoño.

Más cuidados de las suculentas

1 comentario en “Reproducción de las suculentas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *