Sol para las suculentas

sol para las suculentas

Todos sabemos que para que una planta pueda crecer necesita luz solar. Pero hacer que nuestras plantas la reciban de manera adecuada es más importante.

Es posible que pienses que las suculentas necesiten mucha luz solar y que son plantas de lugares desérticos, pero esto está lejos de ser así.

Lo primero que debes tener claro es que existen muchos tipos de suculentas y cada especie soporta el sol en diferente medida. Por ejemplo los cactus tienen una mayor resistencia.

Cuánto sol necesitan las suculentas

Teniendo en cuenta que de especie a especie puede variar la resistencia al sol. Debemos aclarar que la resistencia al sol está directamente relacionada con la temperatura soportada.

Podemos decir que la temperatura ideal promedio que tienen las suculentas está entre los 15 °C y 32 °C. Ten en cuenta que es una temperatura ideal, pero cada especie puede soportar temperaturas más altas y más bajas.

Ahora sí hablemos de cuánto sol requieren. El promedio de tiempo que deberían recibir sol es de 6 horas, pero teniendo en cuenta ciertas condiciones.

Condiciones para recibir correctamente el sol

Existen algunas otras condiciones que influyen en el sol o temperatura que pueden soportar las suculentas. Aunque son sencillos muchas veces son pasados por alto.

Plantada en el suelo o en una maceta

No solo el tipo de especie determina la cantidad de sol que requieren. Otro factor que es determinante es si la suculenta está sembrada en el suelo o en una maceta.

Si te preguntas esto en qué puede influir, la respuesta es sencilla. El suelo no se calienta tan rápido ya que disipa el calor. Por esto las plantas sembradas en el suelo se mantienen a más baja temperatura.

Esto es algo que no muchos tienen en cuenta y por eso las plantas que se tienen en macetas resisten menos temperatura y por tanto menos luz solar directa, en especial en las épocas más calurosas del año.

La edad de la planta y su tamaño

Este es otro factor que no es muy tenido en cuenta. Cuando una suculenta tiene poco tiempo de vida, sus raíces aún no han crecido y no tienen la estabilidad suficiente para soportar el calor de la misma manera.

Por esto, si la suculenta apenas está creciendo, lo mejor es que reciba luz solar de forma indirecta evitando recibir sol directo en especial hacia el medio día cuando el sol es más intenso.

Lo mismo ocurre con plantas de mayor y menor tamaño. Una planta más grande tiene unas raíces más grandes y mejor consolidadas que la ayudan a soportar temperaturas más altas.

El clima

Durante los días calurosos la temperatura aumenta y las suculentas no soportarán en la misma medida el sol directo. Esto es algo que todos pueden verlo como algo obvio, pero hay otro factor que muchos no consideran.

Pongamos un ejemplo, cuando en los noticieros nos dicen la temperatura que se espera durante el día es de 32 °C, puedes pensar que tu suculenta expuesta al sol directo lo soportará, pero no es así.

No es porque tu suculenta no pueda resistir 32 °C de temperatura sino que los noticieros dan la temperatura a la sombra. Por lo que la temperatura al sol directo será mucho más alta alcanzando fácilmente los 40 °C.

En estos casos es muy común que las suculentas por exceso de sol se deshidraten y sufran daños.

También es muy importante durante el verano aumentar gradualmente la frecuencia de riego de las suculentas para refrescarlas.

Cambio brusco en su entorno

Si has tenido tu suculenta por mucho tiempo en un lugar iluminado pero con poca luz solar directa, ten mucho cuidado de cambiar esto bruscamente.

La planta necesita «aclimatarse» gradualmente a una mayor cantidad de luz solar para evitar quemaduras.

Así que si quieres exponerla a una mayor cantidad de sol ve exponiéndola poco a poco. Por ejemplo con una hora más cada 4 o 5 días será una buena manera.

Pero sigue teniendo en cuenta que todo depende de la especie. Existen suculentas que prefieren la luz indirecta todo el día mientras que especies como los cactus preferirán luz solar directa la mayor parte del día.

El mejor lugar para recibir sol

De manera general con las suculentas se busca que reciban esas 6 horas de luz durante la mañana y finalizando la tarde. Evitando la luz más intensa del medio día.

Así que busca un lugar que durante el medio día la suculenta quede resguardada de una buena sombra pero que igualmente sea un lugar iluminado. Por ejemplo en la ventana es una buena opción.

Si tienes la posibilidad puedes colocar una malla de sombra. Estas generan una sombra apropiada durante las horas de sol más intensas y así las suculentas se mantienen a una buena temperatura.

La mayoría expresan la sombra en porcentaje, nosotros te recomendamos utilizar mallas de sombra a un 30%. Esta es suficiente para tener una buena temperatura y a la vez que la suculenta reciba la cantidad de sol que necesita.

Señales de exceso o falta de sol

Para facilitarte las cosas, las suculentas muestran rápidamente señales ante el exceso de sol. Esto te ayudará para disminuir su exposición al sol más rápido.

Cuando las suculentas reciben mucho sol directo y se queman, notarás manchas blancas o pálidas (en algunos casos negras o rojas) en sus hojas. La mala noticia es que este daño no tiene solución.

Esta señal aparece rápido, entonces podrás actuar de inmediato. Solo debes ubicar la planta en un lugar donde no reciba luz solar directa.

En el caso que el ambiente esté muy caluroso las hojas comenzarán a tomar una tonalidad amarilla. En este caso debes buscar un lugar con mejor corriente de aire o más frio.

Para este caso el daño sí es reversible y después de unos días las hojas comenzarán a tomar la tonalidad verde de siempre.

Ahora vayamos al caso contrario, la planta no recibe la luz solar necesaria. Bajo esas circunstancias la planta comenzará a sufrir de etiolación. Es un fenómeno que hace que la planta se estire tratando de buscar luz solar.

Esto tardará más en notarse pero es importante prestarle atención, lo más rápido posible. Sino la planta perderá su simetría o forma dañando su belleza.

Por último y no menos importante, si tu suculenta recibe la luz solar adecuada sus hojas comenzarán a cambiar de color (en algunas especies) y se verán aún mas hermosas.

Más cuidados de las suculentas

1 comentario en “Sol para las suculentas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *