Suculentas Aloe

suculentas aloe

Las Suculentas Aloe es un género que agrupa unas 525 especies entre las cuales está la suculenta más conocida a nivel mundial.

Este género tiene su origen en África, Madagascar, Jordania, la Península Arábiga y el Océano Índico. Este tiende a confundirse fácilmente con otros géneros como las Haworthia o las Gasteria.

En sus especies, en su gran mayoría, las hojas se disponen en forma de roseta y su tallo es corto (pero existen excepciones).

Forma tallos de los cuales nacen sus flores y estas tienen una variedad de colores. Pueden ser amarillas, anaranjadas, rosas o rojas en diferentes tonalidades.

Cuidados de las suculentas Aloe

Si bien una especie dentro de las Suculentas Aloe es la más conocida en el mundo, no debemos olvidar que sus cuidados varían un poco de especie a especie. Pero no te preocupes que en general son fáciles de cuidar.

Luz solar

Este género de suculentas requiere una buena iluminación para poder crecer saludables. Por lo que si las vas a tener en interiores debes asegurarles la suficiente luz solar.

De forma general necesitan de 6 a 8 horas de luz solar todos los días. Es bueno que reciban luz directa durante la mañana y durante las últimas horas del día.

Durante el medio día, que son las horas de sol más intenso, deben permanecer a la sombra en un lugar bien iluminado. Esto aplica sobre todo durante el verano. Algunas especies se adaptan bien a estar a pleno sol durante todo el día.

Puedes echarle un vistazo a nuestras recomendaciones del sol para suculentas, donde explicamos con más detalle lo que debes considerar.

Temperatura

En las suculentas Aloe la temperatura que más agradecen son las cálidas, una buena temperatura está entre los 24 °C y los 32 °C. Existen especies que incluso pueden soportar hasta 40 °C.

Con este género en general lo ideal que es que no se expongan a temperaturas menores a 10 °C ya que no soportan bien el frío. Si las tienes en exteriores y es posible que la temperatura baje a menos de los 10 °C, lo mejor es que la lleves al interior.

Agua

Para el riego de las Aloe sigue las recomendaciones de riego de las suculentas, en especial el método de «remojo y secado».

Básicamente consiste en regar solo cuando el sustrato se ha secado, por esto no hay una frecuencia ideal de riego. Esta varía dependiendo de muchos factores, como la humedad del ambiente o la época del año.

Durante el verano la planta requerirá más agua así que debes incrementar la frecuencia del riego. Mientras que en invierno ocurre lo contrario, deberás disminuirla para evitar un suelo húmedo durante mucho tiempo.

La exposición a la humedad de manera prolongada puede causar que las raíces de la suculenta se pudran y la planta muera. Este riesgo se incrementa en invierno, por eso la frecuencia de riego es menor en este tiempo.

Sustrato

Este va de la mano con el riego, ya que debe tener la capacidad de un drenaje rápido para evitar la humedad en exceso. Además se debe tener una maceta con orificio de drenaje para ayudar con esto.

Para elegir un buen sustrato para suculentas te dejamos un artículo con todos los factores a considerar. Ten en cuenta que tampoco es necesario cambiar el sustrato inmediatamente si la planta ya se ha acostumbrado al que tiene.

Reproducción de las suculentas Aloe

Como todas las plantas, estas se pueden reproducir por semillas pero lo más común entre las suculentas Aloe es hacerlo mediante el uso de retoños.

Puedes ver toda la guía sobre reproducción de las suculentas para que tengas en cuenta cada detalle durante este proceso.

Por semilla

Las Aloe se pueden reproducir con semilla como cualquier otra planta, solo debes colocarlas sobre la tierra, cubrirlas un poco y regarla cuando la tierra esté seca.

Aunque esta no es la forma más popular, ya que por medio de retoños este proceso es más rápido. Ten en cuenta que las semillas las puedes obtener con la polinización cruzada.

Por retoños

Es normal con las Aloe que comiencen a aparecer pequeños retoños. Estos son pequeñas plantas completas y por eso se diferencian de los esquejes (que en este género son muy poco comunes).

Para reproducir los retoños, solo debes cortarlo con un cuchillo esterilizado, dejar el retoño reposar por 1 o 2 días para que cicatrice la herida y luego sembrarlo.

Las raíces comenzarán a aparecer después de 2 a 3 semanas y solo debes seguir con los cuidados normales.

Variedades de suculentas Aloe

Como ya te contamos existen 525 especies aceptadas dentro del género Aloe y sus características pueden variar considerablemente en algunas especies.

Por eso aquí te contaremos un poco de los tipos de suculentas Aloe más populares para que puedas darles los cuidados específicos que requiera tu especie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *