Suculenta Aloe Arborescens

suculenta aloe arborescens

Características

  • Sol requerido: 7/10

  • Puede crecer en casa con suficiente sol

  • Riego normal

  • Puede crecer hasta 3 m de alto y 3 m de diámetro

  • Temperatura mínima soportada: -3.9 °C

  • Reproducción por semillas, esquejes o retoños

  • Crece más en invierno

La Suculenta Aloe Arborescens, también conocida como Planta Pulpo, es originaria de Sudáfrica y es muy conocida por sus propiedades.

Entre el género Aloe esta es de las pocas especies que forma una base leñosa y forma varias ramificaciones. También, como varias especies del género, el borde de sus hojas son aserradas.

Cuando florece forma un tallo de hasta 60 cm de alto y sus flores aparecen en forma de racimo de hasta 30 cm. Sus flores son de color naranja escarlata y aparecen durante el invierno.

Se aprecia bastante por el hecho de florecer durante el invierno cuando pocas plantas lo hacen. Pero sobre todo por sus propiedades y beneficios para la salud.

Propiedades y Beneficios

La pulpa de la Aloe Arborescens es bastante usada para tratar quemaduras y asimismo reduce significativamente el crecimiento de bacterias.

En Japón se consume su pulpa para combatir el estreñimiento y como purgante. Pero esta especie es más conocida por ayudar con el tratamiento de cáncer.

En 1990 apareció la receta de Aloe Arborescens, miel y alcohol como tratamiento para tratar el cáncer y se vieron resultados apreciables.

Conociendo esto, también se realizó un ensayo clínico a 240 pacientes. En los pacientes que se les suministró un extracto de esta planta tuvieron mejores resultados en la reducción de los tumores.

Cuidados

La Aloe Arborescens es una planta que se adapta muy bien a vivir en jardines pero también en interiores. Son pocos los cuidados que requiere para crecer saludable.

Luz solar

Es una especie que se adapta bien a las condiciones de iluminación. Puede llegar a crecer a pleno sol si la temperatura no es muy alta.

Lo mejor es que reciba de 6 a 8 horas de luz solar todos los días. Preferiblemente evitando la luz solar directa durante el medio día cuando el sol es más intenso.

Durante este tiempo es importante que permanezca en un lugar bien iluminado. Cuando recibe mucho sol sus hojas tienden a tomar una tonalidad rojiza.

Agua

Con la Aloe Arborescens debes seguir el método de «remojo y secado» para no tener problemas de exceso de humedad en sus raíces.

Este consiste en regar la planta únicamente cuando el suelo se haya secado completamente. Por esto no existe una frecuencia de riego universal.

Durante el verano requerirá más agua pero ten en cuenta que durante este tiempo entra en un estado de reposo y el exceso de riego puede ser perjudicial.

Durante el invierno el suelo tarda más en secarse por lo que el riego será esporádico, incluso en ocasiones verás que no requiere riego.

Además de una buena frecuencia de riego, la maceta debe tener orificio de drenaje y el sustrato debe permitir un drenaje rápido. Así evitarás la humedad en exceso en las raíces, lo que puede pudrirlas.

Temperatura

La temperatura ideal de la Aloe Arborescens es entre los 14 °C y los 26 °C. Pero puede soportar temperaturas más altas y más bajas.

La temperatura más baja en la que puede sobrevivir es de -3.9 °C por debajo de esta se congelará. Lo mejor es que no se exponga a una temperatura menor de 0 °C para evitar problemas con la planta.

Después de los 30 °C entra en estado de reposo y si está en maceta la temperatura no se dispersa fácilmente por lo que debes refrescarla con un buen riego y evitando exponerla al sol directo.

Reproducción

Teniendo en cuenta que la Suculenta Aloe Arborescens forma ramificaciones, esta especie permite la reproducción por esquejes. También se puede reproducir por semillas y por retoños.

Por semillas

Por su gran popularidad debido a sus propiedades, es una especie que se cultiva alrededir del mundo por lo que sus semillas se consiguen con facilidad.

Si las tienes solo debes cubrirlas con una capa fina de sustrato e iniciar el riego. Desde el comienzo debes seguir con los cuidados que te hemos recomendado con esta especie.

Por retoños

La Aloe Arborescens forma retoños con regularidad en la parte baja de sus hojas. Estos son pequeñas plantas completas y por eso se diferencian de los esquejes.

Para reproducir un retoño, solo debes cortarlo con un cuchillo esterilizado, dejar el retoño secar para cicatrizar la herida por 2 días y luego sembrarlo. Crecerán raíces mucho más rápido que utilizando una hoja.

Por esquejes

Con esta especie una mejor opción de reproducción es a través de esquejes ya que genera raíces más rápido. Solo debes cortar una ramificación utilizando un cuchillo o tijeras esterilizadas.

Deja secar el esqueje por 2 días para luego sembrarlo. Comienza el riego 2 días después y normalmente generará raíces en unas 3 semanas.

Ten en cuenta que esta planta alcanza la madurez después de 3 años de cultivo. Este es el momento correcto para comenzar a aprovechar sus hojas.

Más suculentas Aloe