Suculenta Aloe Polyphylla

suculenta aloe polyphylla

Características

  • Sol requerido: 7/10

  • Puede crecer en casa con las condiciones correctas

  • Riego normal

  • Puede crecer hasta 30 cm de alto y 60 cm de diámetro

  • Temperatura mínima soportada: -10 °C

  • Reproducción por semillas o retoños

  • Crece más en invierno y primavera

La Suculenta Aloe Poluphylla, también conocida como Aloe Espiral, no es unas especie para principiantes.

Esta especie es originaria de Lesoto al sur de África y es una de las pocas especies ornamentales del género Aloe. Esto sumado a la disposición de sus hojas en espiral, la hace algo exótica.

Pero asimismo es una especie difícil de cuidar, además de ser de lento crecimiento. Puede tardar hasta 6 años en alcanzar su máximo tamaño.

Sus flores la complementan bien. Genera una rama floral de hasta 50 cm de alta con flores que van desde tonalidades rojas pasando por un rosa salmón y terminando (en raras ocaciones) en amarillo.

Cuidados

La Aloe Polyphylla no es que requiera cuidados «especiales», requiere los cuidados normales de una suculenta. Pero soporta poco las desviaciones en sus condiciones ideales o a las que ya está acostumbrada, por esto requiere de mucha atención.

Luz solar

Requiere de un promedio entre 6 a 8 horas de luz solar diaria. Pero la forma de recibir la luz dependerá de la estación del año o el clima en el que te encuentres.

La Aloe Polyphylla evolucionó en alturas entre los 2.000 y 2.5000 msnm. Así que no se le dan bien las altas temperaturas. Por esto si estás en verano o en climas cálidos evita la luz solar directa en especial durante el medio día.

En climas fríos no tendrá problemas en soportar la luz solar directa ya que no tendrá la misma intensidad y por tanto no elevará mucho su temperatura.

En el caso del clima cálido o si estás en verano, no la expongas a luz directa y tenla en un lugar con buena ventilación pero es indispensable que sea un lugar iluminado.

Agua

En la naturaleza la Aloe Polyphylla crece en suelos rocosos por lo que es sumamente importante un sustrato con muy buen drenaje. En cuanto al riego solo debes seguir el método de «remojo y secado».

Este consiste en regar la planta únicamente cuando el suelo se haya secado completamente. Por esto no existe una frecuencia de riego universal.

Por la forma y estrechas que son sus hojas nunca riegues sobre ellas, debes regar directamente en el sustrato para evitar acumulación de agua en sus hojas. Esto puede causar que se pudra la planta.

En verano e invierno el sustrato se seca más rápido y más lento, respectivamente. Por lo que deberás aumentar la frecuencia de riego en el primer caso y disminuirla en el segundo.

Temperatura

La temperatura ideal de la Aloe Polyphylla es entre los 10 °C y los 22 °C. Pero puede soportar temperaturas más altas y más bajas.

Un factor importante en su resistencia a las temperaturas es su madurez y tamaño. Un ejemplar más maduro y de mayor tamaño soportará temperaturas más altas o más bajas.

La temperatura más baja en la que puede sobrevivir es de -10 °C aunque han habido registros de especies en la naturaleza que logran soportar hasta -20 °C. Lo mejor, en especial con ejemplares pequeños, es que no se exponga a una temperatura menor de 0 °C.

Después de los 28 °C entra en estado de reposo y su crecimiento se detiene. En este punto es necesario ser muy cuidadoso con el riego y evitar completamente la luz solar directa.

Reproducción

La Suculenta Aloe Polyphylla se puede reproducir por semillas o por retoños. Te recomendamos en especial lo segundo por rápidez.

Por semillas

Reproducir esta especie por semillas es de mucha paciencia y atención. Debes colocar las semillas sobre el sustrato y comenzar el riego. Pero para tener éxito debes mantener el sustrato húmedo.

Después de 10 a 18 días notarás el crecimiento de las semilla y debes seguir manteniendo la humedad hasta que tengan el tamaño suficiente para poder ser transplantada.

Por retoños

La Aloe Polyphylla forma retoños, estos son pequeñas plantas completas y por eso se diferencian de los esquejes.

Para reproducir un retoño, solo debes cortarlo con un cuchillo esterilizado, dejar el retoño secar para cicatrizar la herida por 2 días y luego sembrarlo. Crecerá un ejemplar más rápido que utilizando semillas.

Más suculentas Aloe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *