Suculenta Aeonium Kiwi

suculenta aeonium kiwi

Características

  • Sol requerido: 7/10

  • Puede crecer en casa con suficiente sol

  • Riego normal

  • Puede crecer hasta 90 cm de alto y 90 cm de ancho

  • Temperatura mínima soportada: 2 °C

  • Reproducción por semillas, hojas, retoños o esquejes

  • Crece más en primavera

La suculenta Aeonium Kiwi es una especie que por los colores de sus hojas se ha convertido en una especie muy apetecida entre los amantes de las suculentas.

Es una especie bastante ramificada en las cuales forma rosetas. Esta forma sumada a sus hojas verdes con tonalidades amarillas hacia su centro y rosa en sus bordes, la hacen muy atractiva.

Otra característica en sus hojas, es que sus bordes tienen pequeños «vellos» que asemejan a una sierra. Sus flores son blancas con algunos tintes rosas y en forma de estrella.

Se sabe que esta especie es un híbrido de la Aeonium Haworthii, pero no se sabe con certeza como fue que apareció.

Cuidados

La Aeonium Kiwi es una especie que es fácil de cuidar por lo que con los cuidados básicos bastará para estar saludable. Pero es importante saber algunos detalles sobre ella.

Luz solar

Requiere de una buena iluminación para mantener los colores característicos de sus hojas. De lo contrario se tornarán verdes, así que esta es una buena señal para saber si le hace falta sol.

También ten en cuenta que no le gustan las altas temperaturas, por lo que la luz solar directa no la soporta bien, en especial durante el verano.

Lo mejor es tenerla en un lugar bien iluminado pero que no reciba luz solar directa durante el medio día. Puede recibir luz directa las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde.

Durante el verano evita la luz solar directa en especial si en donde estás la temperatura se eleva mucho.

Agua

Con la Aeonium Kiwi puedes seguir el método de «remojo y secado». Este consiste en regar la planta únicamente cuando el suelo se haya secado completamente.

Son muchos los factores que afectan el tiempo de secado del sustrato. Por esto no existe una frecuencia universal de riego.

Durante el verano, esta especie entra en reposo y es muy delicada al exceso de humedad. Por esto debes evitar que el sustrato permanezca húmedo mucho tiempo. Lo mejor es disminuir la frecuencia de riego durante esta época.

Durante el invierno la tierra se demora más en secarse por lo que también debes tener cuidado. Durante la primavera es cuando más agua necesitará por estar en etapa de crecimiento.

Además de una buena frecuencia de riego, la maceta debe tener orificio de drenaje y el sustrato debe permitir un drenaje rápido. Así evitarás la humedad en exceso en las raíces, lo que puede pudrirlas.

Temperatura

La Aeonium Kiwi prefiere los climas cálidos sin temperaturas muy altas o muy bajas. La temperatura ideal de crecimiento está entre 18 °C y 24 °C.

También puede resistir una temperatura mínima de hasta 2 °C sin llegar a tener problemas, incluso temperaturas un poco por debajo de los 0 °C pero por poco tiempo.

Para evitar daños o incluso que la suculenta muera, procura que no se exponga a temperaturas por debajo de los 5 °C.

Después de los 30 °C entra en reposo ya que la temperatura es muy alta para ella. Ahí es cuando debes comenzar a tener cuidado con el riego.

Reproducción

La Suculenta Aeonium Kiwi puede reproducirse por semillas como cualquier otra planta. Pero lo más común es reproducirla utilizando hojas, retoños o con esquejes.

Por hojas

Solo debes arrancarla con mucho cuidado para obtenerla completa. Luego debes dejarla secar 2 días para que cicatrice la herida.

Luego debes colocarla sobre el sustrato (la parte que iba pegada al tallo no debe tocarlo) y comenzar el riego 2 días después. Cuando aparezcan raíces cúbrelas con sustrato y continua con los cuidados normales.

Por retoños

La Aeonium Kiwi a pesar de formar ramificaciones, también forma pequeños retoños en las rosetas. Estos son pequeñas plantas completas y por eso se diferencian de los esquejes.

Para reproducir los retoños, solo debes cortarlo con un cuchillo esterilizado, dejar el retoño secar para cicatrizar la herida por 2 días y luego sembrarlo. Crecerán raíces mucho más rápido que utilizando una hoja.

Por esquejes

Este es el mejor método ya que genera raíces más rápido además que es una especie que forma ramificaciones con facilidad. Solo debes cortar una ramificación utilizando un cuchillo o tijeras esterilizadas.

Deja secar el esqueje por 2 días para luego sembrarlo. Comienza el riego 2 días después y normalmente generará raíces en unas 3 semanas.

Más suculentas Aeonium