Suculenta crassula Templo de Buda

suculenta crassula templo de buda

Características

  • Sol requerido: 7/10

  • Puede crecer en casa con suficiente sol

  • Riego normal

  • Puede crecer hasta 15 cm de alto y 4 cm de ancho

  • Temperatura mínima soportada: -2 °C

  • Reproducción por hojas o esquejes

  • Crece más en verano

La suculenta crassula Templo de Buda, es una especie híbrida que resultó de la combinación entre las suculentas Crassula Piramidalis y la Crassula Falcata. Destaca la perfección en la disposición de sus hojas.

Esta especie florece generalmente en primavera o verano. Sus florecen aparecen en la punta del tallo y son de un tamaño pequeño de color rosado pálido tendiendo más a ser blancas.

Cuidados

La Crassula Templo de Buda es una especie algo difícil de conseguir por lo que es una especie híbrida. Así que si tienes un ejemplar debes cuidarla muy bien, pero no te preocupes que son solo cuidados básicos.

Luz Solar

Muchas personas piensan que las suculentas resisten mucho el sol y otras que no requieren de mucho sol. Pero lo mejor para esta especie es una exposición normal evitando ambos extremos.

La Crassula Templo de Buda necesita de 5 a 6 horas de luz solar diariamente. Una buena posición para tenerla es en una ventana que reciba luz casi toda la mañana.

Durante el medio día es mejor que no reciba luz directa, ya que durante esta hora el sol es más intenso y las hojas se pueden quemar. Si puede recibir la luz de las últimas horas de la tarde sería excelente para ella.

Procura que durante el medio día permanezca en un lugar bien iluminado. Así evitará el sol directo que puede quemarla pero recibirá la luz solar indirecta que necesita.

Agua

Lo primero es que tengas en cuenta dos recomendaciones, la primera que el sustrato tenga un buen drenaje y que la maceta en la que se encuentre tenga orificio de drenaje.

Esto es porque si el suelo retiene mucha agua, la humedad en las raíces puede hacer que estas se pudran y la planta muera. Debes regar directamente a la tierra evitando regar sus hojas, en especial si tienes la planta en interior.

Como sus hojas son tan estrechas pueden retener el agua y al estar en interior hay menos corriente de aire lo que hará que tarde más en secarse. Esta agua también puede provocar que el tallo comience a podrirse.

Por último, no existe una frecuencia de riego estricta. Lo mejor es el método de «remojo y secado», que consiste en regar la planta solamente cuando el sustrato se haya secado completamente.

Temperatura

Una temperatura ideal de crecimiento está entre los 18 °C y los 25 °C. Puede soportar temperaturas más altas siempre y cuando el riego sea adecuado y no reciba la luz solar directamente.

Esta especie puede resistir hasta -2 °C de temperatura, con temperaturas más bajas puede sufrir daños e incluso por un tiempo prolongado (3 a 5 días) en estas condiciones puede morir.

Si la tienes en el exterior, durante el invierno o si sabes que la temperatura puede caer por debajo de los -2 °C, lo mejor es que la lleves al interior.

Reproducción

Puedes reproducirla por semillas pero solo si las compras, recuerda que es una especie híbrida por lo que nunca dará semillas de manera natural. Por esto lo más común es reproducirlas por esquejes o por hojas.

Para reproducirla a partir de las hojas, solo debes retirar una con mucho cuidado (preferiblemente de la parte baja) dejarla secar 1 o 2 días y luego ponla sobre el sustrato.

La parte que iba pegada al tallo es importante que no toque el sustrato. Comienza el riego 2 días después y cuando comience a crecer la nueva planta, cubre sus raíces con sustrato.

La mejor opción es hacerlo por esquejes, para esto debes cortar la punta de la suculenta con suficientes hojas y seguir el mismo procedimiento que con las hojas. Pero en este caso sí debes enterrarla desde el principio.

Más suculentas Crassula

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *