Suculenta Echeveria Imbricata

suculenta echeveria imbricata

Características

  • Sol requerido: 7/10

  • Puede crecer en casa con suficiente sol

  • Riego normal

  • Puede crecer hasta 15 cm de alto y 20 cm de ancho

  • Temperatura mínima soportada: -1 °C

  • Reproducción por hojas o retoños

  • Crece más en verano

La Suculenta Echeveria Imbricata, también conocida como Echeveria Blue Rose, es un especie híbrida resultado de la combinación entre la Echeveria Secunda y la Echeveria gibbiflora.

Es una de las especies de Echeveria que más gustan entre los amantes de las suculentas y es también una de las más comunes que puedes encontrar.

El rasgo característico de esta planta es su color azul y de la mano a su forma de roseta, la hace una planta hermosa y por eso tan popular. Su único problema es su lento crecimiento.

Cuidados

Los cuidados más importantes de la Echeveria Imbricata se basan en la cantidad de luz solar que recibe y en un buen riego de la mano de un buen drenaje.

Luz Solar

Es una especie que requiere de al menos 5 a 6 horas de luz solar al día. En gran medida pierde su color azul si no recibe la suficiente luz solar.

Lo mejor es que reciba la luz solar durante la mañana y las últimas horas de la tarde. Durante el medio día cuando la luz es más intensa puede quemar la planta si recibe luz directa.

Durante el medio día puede estar a la sombra pero en un lugar con suficiente iluminación. Recuerda que la falta de luz puede hacer que la planta se estire en busca de ella.

Agua

También es importante en la Imbricata un riego apropiado. Para esta especie de Echeveria, el riego debe hacerse solo cuando el sustrato está seco.

Sus raíces pueden pudrirse cuando existe un riego excesivo. Esto se presenta cuando las raíces se encuentran mucho tiempo en un suelo húmedo.

Por esto es importante un buen drenaje del sustrato y además regar únicamente cuando este se ha secado muy bien.

La regularidad de riego varía con la temperatura. Durante el verano deberás aumentar la frecuencia de riego mientras que en invierno deberás disminuirla.

Temperatura

La temperatura ideal para el crecimiento de la Echeveria Imbricanta es entre los 15 °C y 24 °C. Pero puede resistir una temperatura mínima de hasta -1 °C y hasta un máximo de 40 °C.

Si la temperatura es más baja de los -1 °C y se expone a esta temperatura por más de 3 días comenzará a sufrir daños. Lo mejor será entrarla a un lugar más cálido.

Reproducción

Teniendo en cuenta que la Echeveria Imbricata es una especie híbrida, su reproducción por semilla no es posible (a menos que las compres). Por esto la mejor opción es hacerlo por hojas o retoños.

Teniendo en cuenta que es una especie de lento crecimiento debes tener paciencia a la hora de reproducirla. En especial cuando es a través de una de sus hojas.

Con mucho cuidado retira una de sus hojas intentando siempre retirar la hoja completa. Luego déjala secar por 3 días y colócala sobre el sustrato y evita que la parte que iba pegada al tallo lo toque.

Mediante un retoño verás un crecimiento un poco más rápido. Para ello solo debes cortar el retoño con un cuchillo esterilizado, dejar secar el retoño por 2 días y luego sembrarlo.

En ambos casos de reproducción lo mejor es esperar 2 días más después de plantada antes de regarla.

Más suculentas Echeveria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *