Suculenta Echeveria Lilacina

suculenta echeveria lilacina

Características

  • Sol requerido: 8/10

  • Puede crecer en casa con suficiente sol

  • Riego normal

  • Rosetas de hasta 15 cm de alto y 20 cm de diámetro

  • Temperatura mínima soportada: -3 °C

  • Reproducción por hojas o retoños

  • Crece más en primavera

La Suculenta Echeveria Liliciana, también conocida como Echeveria Fantasma, es muy popular por la forma y colores que llegan a tomar sus hojas.

Sus hojas se disponen en forma de roseta lo que la hace muy atractiva. Pero sumado a esto, son alargadas y un poco curvas en sus extremos lo que les da una apariencia distintiva a su especie.

Además de esto son de color entre gris y verde con cierta tonalidad azul. Durante las épocas del año de mayor sol, sus hojas toman una tonalidad lila. Por estas razones se ha vuelto tan popular.

Finalmente, forma una rama florar de hasta 15 cm de altura de la cual brotan flores de un color que varía desde el rosa pálido hasta un rojo coral pasando por naranja pálido.

Cuidados

La Echeveria Lilacina es una especie que resiste muy bien la sequías por las condiciones en las que evolucionó. Pero con pocos cuidados verás que crecerá bastante bien.

Luz solar

La exposición con esta especie es de especial cuidado para que pueda llegar a tomar las tonalidades tan distintivas de su especie. Un promedio de luz solar adecuado debe estar entre 7 a 8 horas diarias.

Durante el invierno y la primavera puede soportar bastante bien el sol directo. Pero durante el verano evítalo ya que por la alta temperatura puede llegar a sufrir quemaduras en sus hojas.

En el verano, durante el medio día, lo mejor es que permanezca a la sombra pero en un lugar bien iluminado.

Agua

Con la Echeveria Lilacina puedes seguir el método de «remojo y secado». Este consiste en regar la planta únicamente cuando el suelo se haya secado completamente.

Son varios los factores que afectan el tiempo en el que el sustrato se seca. Como el clima en el que estás o la época del año. Por esto no existe una frecuencia universal de riego.

Durante el verano, debido a la mayor temperatura, el sustrato se secará más rápido. Por esto deberás aumentar la frecuencia de riego, pero ten cuidado de no excederte.

Durante el invierno el sustrato tarda más en secarse por lo que debes disminuir la frecuencia de riego, incluso es posible que no debas regarla.

Ten en cuenta que Echeveria Fantasma evolucionó en terrenos rocosos, por esto es muy importante un sustrato con muy buen drenaje y una matera con orificio de drenaje. Así evitarás la humedad en exceso en sus raíces, lo que puede pudrirlas.

Temperatura

La Echeveria Lilacina puede llegar a soportar temperaturas de -3 °C pero por periodos cortos de tiempo. Una exposición prolongada puede llegar a causar daños permanentes o la muerte del ejemplar.

Lo recomendable es que se mantenga siempre por encima de los 5 °C. Un buen rango de temperatura para el crecimiento de esta especie está entre los 15 °C y 28 °C.

También puede soportar temperaturas más altas y ayudándola con un buen riego para refrescarla. Si la tienes plantada en el suelo soportará aún mayor temperatura porque esta se disipa en el suelo.

Reproducción

La Suculenta Echeveria Lilacina puede reproducirse por semillas como cualquier otra planta. Pero lo más común es reproducirla utilizando hojas o retoños, esta ultima forma siendo la más recomendada.

Por hojas

Solo debes arrancarla con mucho cuidado para obtenerla completa. Luego debes dejarla secar 2 días para que cicatrice la herida.

Luego debes colocarla sobre el sustrato (la parte que iba pegada al tallo no debe tocarlo) y comenzar el riego 2 días después. Cuando aparezcan raíces cúbrelas con sustrato y continua con los cuidados normales.

Por retoños

La Echeveria Lilacina forma pequeños retoños. Estos son pequeñas plantas completas y por eso se diferencian de los esquejes. Siendo esta especie de lente crecimiento, esta es la forma más recomendada para su reproducción.

Para reproducir los retoños, solo debes cortarlo con un cuchillo esterilizado, dejar el retoño secar para cicatrizar la herida por 2 días y luego sembrarlo. Crecerán raíces mucho más rápido que utilizando una hoja.

Más suculentas Echeveria