Suculenta Graptopetalum Paraguayense

suculenta graptopetalum paraguayense

Características

  • Sol requerido: 7/10

  • Puede crecer en casa fácilmente

  • Riego normal

  • Puede crecer hasta 20 cm de alto y 60 cm de ancho

  • Temperatura mínima soportada: -10 °C

  • Reproducción por hojas, retoños o esquejes

  • Crece más en invierno y primavera

La Suculenta Graptopetalum Paraguayense, también conocida como Planta fantasma o Madre perla, es originaria de México. Por su resistencia es una suculenta muy popular.

Es muy común confundirla con una Echeveria porque también sus hojas forman una roseta. Pero esta alcanza una mayor altura, además del rasgo característico de sus flores.

Generalmente florece al final del invierno y comienzos de la primavera. Sus flores son blancas con forma de estrella y se caracterizan por tener pequeños puntos de color rojo.

Sus hojas tiene un color gris-verde aunque en ocasiones sus bordes pueden tomar un color rosa. También forman una capa protectora que les ayuda a protegerse del sol.

Cuidados

La Graptopetalum Paraguayense es una especie muy resistente a las condiciones climáticas. Esto sumado a su fácil propagación, la convierten en una planta perfecta para principiantes.

Luz solar

Podemos generalizar que la Graptopetalum Paraguayense necesita un promedio de 6 horas de luz solar. Pero esta se adapta muy bien a diferentes exposiciones de luz solar.

Puede soportar la luz solar directa durante todo el día sin problemas, siempre y cuando la temperatura y el riego sean apropiados. Pero también se adapta muy bien en la sombra.

Pero para evitar problemas de insolación por temperaturas elevadas, procura que no reciba la luz directa durante el medio día cuando el sol es más intenso. Durante el medio día puedes tenerla a la sombra en un lugar bien iluminado.

Una buena iluminación puede fomentar la aparición de la coloración rosa en sus hojas. Lo que la hace más atractiva.

Agua

Con la Graptopetalum Paraguayense puedes seguir el método de «remojo y secado» y no tendrás ningún problema con el riego.

Este consiste en regar la planta únicamente cuando el suelo se haya secado completamente. No existe una frecuencia universal de riego.

Durante el verano la planta entra en un estado de reposo y el exceso de riego puede dañarla fácilmente. Cuando se encuentre a bajas temperaturas la humedad es el problema. La tierra tarda más en secarse por lo que el riego debe ser esporádico.

Además de una buena frecuencia de riego, la maceta debe tener orificio de drenaje y el sustrato debe permitir un drenaje rápido. Así evitarás la humedad en exceso en las raíces, lo que puede pudrirlas.

Por último, riega directamente en el suelo. Si riegas sus hojas puedes dañar la capa de sus hojas que las protege del sol.

Temperatura

La temperatura ideal de la Graptopetalum Paraguayense es entre los 20 °C y los 28 °C. Pero puede soportar temperaturas más altas y más bajas.

Puede soportar una temperatura de hasta -10 °C y lograr recuperarse de la congelación. Pero una exposición prolongada a bajas temperaturas puede matarla, por eso lo mejor es mantenerla sobre los 7 °C.

También puede soportar hasta 36 °C sin problemas siempre y cuando tenga suficiente riego y no se exponga a luz solar directa.

Reproducción

La Suculenta Graptopetalum Paraguayense si la tienes en el jardín, verás que por sí sola re reproduce fácilmente. Pero lo más común es reproducirla utilizando una hoja, un retoño o un esqueje.

Por hojas

Solo debes arrancarla con mucho cuidado para obtenerla completa. Luego debes dejarla secar 2 días para que cicatrice la herida, colocarla sobre el sustrato (la parte que iba pegada al tallo no debe tocarlo) y comenzar el riego 2 días después.

Cuando comience a crecer la planta y tenga raíces, cúbrelas con sustrato y continua los cuidados normales. Aunque este método de reproducción funciona bastante bien, mediante esquejes verás resultados más rápido.

Por retoños

La Graptopetalum Paraguayense ocasionalmente forma retoños. Estos son pequeñas plantas completas y por eso se diferencian de los esquejes.

Para reproducir los retoños, solo debes cortarlo con un cuchillo esterilizado, dejar el retoño secar para cicatrizar la herida por 2 días y luego sembrarlo. Crecerán raíces mucho más rápido que utilizando una hoja.

Por esquejes

Con esta especie el mejor método más efectivo es a través de esquejes ya que genera raíces más rápido. Solo debes cortar una ramificación utilizando un cuchillo o tijeras esterilizadas.

Deja secar el esqueje por 2 días para luego sembrarlo. Comienza el riego 2 días después y normalmente generará raíces en unas 3 semanas.

Más suculentas Graptopetalum

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *